Dos apellidos catalanes

Ahora que se acercan las elecciones al parlamento catalán, uno de los estudios habituales es el de la comparación de la frecuencia de los apellidos en las candidaturas con su frecuencia en la población catalana. Esta entrada va sobre ese tema. La conclusión es que en las candidaturas de los partidos nacionalistas/independentistas, los apellidos radicados en Cataluña están muy sobrerrepresentados con respecto a su peso en la población catalana, mientras los apellidos más frecuentes en el resto de España están infrarrepresentados. En los partidos no separatistas, tiende a haber más peso de los apellidos más frecuentes del resto de España, pero de forma más moderada. Los apellidos  radicados en Cataluña suelen estar representados según su peso en la población catalana en estos partidos.

TL;DR

Las candidaturas provisionales para las elecciones están disponibles en el BOE, aunque en esta entrada solo analizaré los partidos que previsiblemente obtendrán escaños en el nuevo parlamento. Para el análisis usaré las tablas proporcionadas por el INE con la frecuencia de los apellidos, donde los apellidos más raros son ignorados. Consideraré como apellidos radicados en Cataluña (denominados «apellidos catalanes» para abreviar) aquellos para los que las personas con esos apellidos han nacido al menos un 40 % en Cataluña: Cataluña tiene un 16 % de las personas residentes en España, por lo que un 40 % es una proporción más del doble de la correspondiente con una distribución uniforme en España. Consideraré como apellidos frecuentes en el resto de España (denominados «apellidos restospañoles» para abreviar) a los 200 apellidos más frecuentes de las personas nacidas en el resto de España, fuera de Cataluña.

De esta forma se pueden calcular tablas como la siguiente, donde para cada candidatura y provincia se indican el número de apellidos catalanes de los primeros apellidos de los candidatos (sin contar suplentes), y entre paréntesis los que corresponderían a su moda estadística (el valor más probable) si la lista se hubiera elegido con residentes en cada provincia de forma aleatoria. Para ello he utilizado la tabla correspondiente del INE de frecuencias de apellidos de residentes:

ERC, JxC y la CUP tienen en general una mayor presencia de apellidos catalanes. Pero en la provincia de Barcelona, todos los partidos salvo C’s tienen una mayor presencia de apellidos catalanes, además por bastante margen. Y C’s tiene un valor menor, pero con un valor bastante próximo a la media.  Como en Barcelona se eligen 85 parlamentarios frente a los 15-18 de las otras provincias, es más fiable para hacer estudios estadísticos, por lo que me centraré en esta provincia para hacer cálculos más avanzados.

Una forma de ver si los valores que de las candidaturas son razonables, es compararlos con la distribución binomial, que es la que correspondería a si las candidaturas fueran elegidas de forma aleatoria entre toda la población residente. Para ello, calculo la probabilidad de su cola, es decir, la probabilidad de que para una candidatura dada salieran candidaturas con el mismo número de candidatos del mismo tipo de apellido, o un número menor (si la moda es mayor que el valor dado); o del mismo número de tipo de apellidos o un número mayor (si la moda es menor que el valor dado). Si una candidatura es comparable a la aleatoria debería tener un valor del 50 %, y cuanto menos valor tenga, más improbable es que su distribución sea equiparable a la aleatoria. Si se toma como referencia el 5 % estadístico que se suele dar de margen para determinar que es una situación fuera de la distribución, y teniendo en cuenta que hay dos lados de la distribución, valores menores del 2 % indicarían distribuciones muy sesgadas para un lado u otro. Así, para la tabla anterior (como he indicado, estos cálculos solo están hechos para Barcelona):

Esta gráfica indicaría que la composición de las candidaturas de PSC y C’s están más o menos en concordancia con la distribución esperable. La de los comunes y el PP, no son las más esperables, pero todavía no se pueden llegar a clasificar como totalmente sesgada. Sin embargo las candidaturas de ERC, CUP y JxC sí indicarían que están muy sesgadas con respecto a lo esperable de apellidos catalanes.

Si en vez del análisis con apellidos catalanes, se hace con apellidos restospañoles, la tabla que se obtiene es la siguiente:

En este caso se observa clara subrepresentación en ERC, CUP y JxC, mientras el resto parecen más equilibrados. Si se hace el mismo cálculo que el indicado anteriormente (para Barcelona):

Esta vez, las más equilibrados parecen las candidaturas del PP, PSC y los comunes; C’s es más extremo; y totalmente sesgados ERC, PSC y JxC.

También se pueden hacer los mismos estudios con el segundo apellido de los candidatos (el INE da tablas diferentes para las frecuencias del los primeros y segundos apellidos). Así la tabla para apellidos catalanes por los segundos apellidos de las candidaturas es:

Y sus probabilidades de las colas para Barcelona:

La tabla para los segundos apellidos restospañoles:

Y las probabilidades de sus colas:

En esta ocasión C’s se une claramente a las listas más sesgadas (con 47 apellidos restospañoles cuando corresponderían 32).

En general, las distribuciones de CUP, C’s y JxC suelen ser las más sesgadas cuando se analizan las distribuciones de las candidaturas barcelonesas.

Otro estudio que hice, es qué pasa si en vez de estudiar la candidaturas barcelonesas completas solo se estudia la primera mitad, ya que los últimos candidatos tienen escasas opciones de ser elegidos. En general, me da la impresión que el comportamiento no cambia, es decir, con PSOE, PP y comunes siendo más equilibrados; C’s más desequibrado; y ERC, CUP y sobre todo JxC los más sesgados. También hay que tener en cuenta que al ser las candidatura con la mitad de candidatos, su estadística es peor y son esperables mayores fluctuaciones . Como casos llamativos en estas candidaturas a la mitad he visto el caso del primer apellido, donde en la CUP los apellidos restospañoles alcanzan una frecuencia que hasta se podría equiparar a la de la población residente barcelonesa:

Y lo mismo pasa a ERC con el segundo apellido restospañol en Barcelona:

NOTAS DEL MÉTODO DE ANÁLISIS

El método de análisis está basado en dos números «mágicos»: el «40 %» del peso del apellido en Cataluña para considerar el apellido catalán y los «200» apellidos más frecuentes restospañoles que se consideran. Cuando se cambian estos números, los resultados pueden variar, incluyendo las probabilidades de las colas, aunque cuando los porcentajes de las colas son próximos al 0 %, no suelen variar mucho. Analizando cada número mágico, hay que considerar que el porcentaje de «40 %» debe de ser por una parte lo suficientemente alto para que se considere que el apellido es de radicación catalana (mayur desde luego que el 16 % de presencia catalana en España) pero no tan alto que limite la estadística, ya que como se ha mostrado en las tablas tampoco es que reúnan porcentajes mayoritarios. El otro número, los «200» apellidos más frecuentes restospañoles, debe ser un número alto para que haya suficiente estadística pero tampoco enormemente alto para que no haya apellidos que sean restospañoles y catalanes.

En el siguiente gráfico se muestra cómo varía para cada partido la distribución de cola de primeros apellidos catalanes en Barcelona cuando se varía el porcentaje del «40 %»:

Los valores para ERC, JxC y la CUP no levantan del suelo. Lo mismo para el número de apellidos restospañoles que se agregan:

Aquí sí se observa que cuando se toman pocos apellidos, la lista de ERC parece más equilibrada, pero que debido que ocurre cuando el número de apellidos es menor y la estadística más sesgada, lo consideraría más una fluctuación estadística. JxC y CUP mantienen el sesgo para cualquier número tomado de apellidos.

La gráfica correspondiente para los segundos apellidos de la primera mitad de candidatos para Barcelona, muestra una estructura algo diferente, donde la CUP disminuye su equilibrio según se aumenta el número de apellidos tomados, JxC tiene una especie de fluctuación estadística alrededor de los cien apellidos y donde ERC sí parece que en este aspecto parece bastante equilibrado en todo el rango significativo:

Por curiosidad, los primeros apellidos considerados catalanes son (con más del 40 % nacidos en Cataluña, con orden decreciente de su «catalanidad»): gispert, franquesa, vallverdu, balcells, tarres, farres, muntane, jorba, llopart, olle, planella, guell, mercade, pubill, camprubi, obiols, clotet, lluis, margalef, bargallo, carol, torra, freixas, castellvi, massana, farre, torrents, cabre, torras, graells, sole, orriols, jane, teixido, junyent, vilaro, pares, freixa, llaurado, casanovas, farras, vall, puigvert, olive, roura, batlle, oliveras, escude, bertran, caballe, balague, giro, galceran, mestres, vilaseca, carulla, sabate, casals, subirana, homs, gene, ribo, bove, riu, clua, suñe, giralt, fuste, tort, pique, poch, virgili, corominas, subirats, cortada, casellas, recasens, riba, alsina, ribalta, pijuan, nolla, albareda, montserrat, parera, llobet, verges, colome, vilalta, duch, anguera, bach, gibert, montane, juncosa, prat, coma, quer, torne, ginesta, creus, salvat, compte, rossell, pujol, marce, escola, reverter, marsal, busquets, pages, sarda, gabarro, piñol, castella, padro, sans, cirera, garriga, codina, jordana, pujadas, pi, ciurana, tarrago, calvet, jove, escoda, capdevila, rius, fortuny, gali, fontanet, fabregas, altes, guitart, figueras, planas, arbos, dalmau, armengol, trilla, queralt, ferran, salvado, pous, llovera, garreta, canals, enrich, masip, viñals, miret, moline, serrat, marimon, ibars, soldevila, castells, serret, vendrell, angles, borrell, verge, rovira, blanch, aymerich, font, gasso, cots, oriol, torrent, gili, lleonart, robert, boada, pont, puig, comas, isern, corbera, ferre, jornet, ricart, pelegri, guasch, fabrega, franch, figuerola, palau, pamies, sala, camps, vilella, molins, badia, mauri, torner, agusti, plana, folch, anglada, soteras, sanahuja, felip, feliu, miro, romeu, girones, cos, serra, fornos, bosch, ribot, ribas, mallol, carles, gallart, masso, solsona, brunet, canela, llop, valls, llado, solanes, claramunt, porta, baro, carbo, rosell, huguet, petit, benet, fort, borrull, vilanova, berga, gras, agramunt, colomer, oller, curto, roma, palou, jofre, miquel, rull, fabregat, grau, adell, gros, julia, vila, artigas, biosca, colom, bordas, borras, carreras, vives, coll, pau, prats, querol, oro, batalla, riera, mir, just, roca, aran, trave, roig, mercader, gual, nogues, pla, fores, bonet, morera, marti, sola, montoliu, domenech, negre, ingles, boix, perpiña, ribera, canal, safont, mateu, falco, jose, rodes, guardia y march.

Y los 200 apellidos más frecuentes restospañoles (en orden decreciente de su frecuencia) de primer apellido son: garcia, gonzalez, rodriguez, fernandez, lopez, martinez, sanchez, perez, martin, gomez, jimenez, hernandez, ruiz, diaz, moreno, alvarez, muñoz, romero, alonso, gutierrez, navarro, torres, dominguez, vazquez, ramos, gil, ramirez, serrano, blanco, castro, suarez, morales, delgado, molina, ortega, ortiz, rubio, marin, santos, sanz, cruz, castillo, nuñez, iglesias, medina, garrido, cortes, lozano, leon, guerrero, prieto, cano, peña, vega, mendez, calvo, herrera, cabrera, gallego, marquez, diez, flores, campos, reyes, fuentes, carrasco, santana, nieto, caballero, herrero, lorenzo, vidal, montero, aguilar, hidalgo, vicente, santiago, ibañez, benitez, pascual, arias, vargas, crespo, mora, duran, carmona, roman, soto, pastor, gimenez, velasco, saez, esteban, bravo, rey, rojas, ferrer, parra, moya, merino, pardo, gallardo, rivas, franco, rios, rivera, lara, otero, espinosa, izquierdo, silva, arroyo, redondo, galan, camacho, miguel, casado, marcos, vera, sierra, andres, montes, luque, mendoza, benito, carrillo, valle, bernal, varela, robles, guerra, soriano, palacios, macias, heredia, soler, valero, fuente, pereira, pozo, exposito, villar, segura, bueno, roldan, mateos, rio, rosa, contreras, mateo, miranda, menendez, escudero, rivero, estevez, guillen, aparicio, conde, rico, acosta, calderon, torre, plaza, padilla, galvez, blazquez, aguilera, bermudez, cuesta, salazar, salas, gracia, abad, guzman, jurado, beltran, santamaria, aranda, trujillo, quintana, manzano, hurtado, villanueva, paz, pacheco, rueda, avila, mesa, escobar, juan, lazaro, bermejo, castaño, luna, ballesteros, millan, simon, anton, zamora y alarcon.

Para los segundos apellidos, los apellidos catalanes son: gispert, clotet, tarres, planella, muntane, farres, vallverdu, bove, olle, lluis, junyent, pubill, teixido, balcells, guell, franquesa, carol, jorba, carulla, orriols, camprubi, sole, bargallo, llopart, mercade, torra, batlle, farre, massana, freixa, obiols, torrents, jane, vall, farras, roura, llaurado, balague, vilaseca, cabre, castellvi, pares, homs, gene, torras, freixas, vilaro, margalef, galceran, casanovas, olive, bertran, oliveras, suñe, casals, mestres, bach, puigvert, corominas, pijuan, virgili, cortada, recasens, subirana, fuste, ginesta, clua, alsina, escude, casellas, caballe, subirats, nolla, giralt, duch, sabate, riu, albareda, tort, marce, verges, llobet, poch, juncosa, ribalta, graells, compte, gibert, torne, pique, anguera, giro, colome, riba, parera, padro, vilalta, ribo, quer, montserrat, montane, prat, coma, salvat, sarda, jordana, pujol, reverter, pages, pi, creus, busquets, marsal, castella, rossell, piñol, garriga, cirera, tarrago, fabregas, jove, sans, rius, codina, escola, gabarro, escoda, ciurana, fontanet, capdevila, pujadas, fortuny, calvet, robert, figueras, altes, guitart, planas, ferran, salvado, moline, pous, dalmau, gali, viñals, enrich, llovera, gili, queralt, armengol, masip, trilla, marimon, arbos, canals, serrat, blanch, aymerich, castells, bota, vendrell, soldevila, serret, miret, rovira, gasso, borrell, angles, pont, ibars, garreta, torrent, font, comas, verge, lleonart, cots, oriol, vilella, boada, puig, pelegri, jornet, ricart, isern, ferre, felip, figuerola, palau, franch, pamies, mauri, torner, sala, anglada, soteras, camps, carles, agusti, sanahuja, masso, badia, molins, gallart, guasch, corbera, romeu, petit, cos, folch, miro, mallol, fornos, fabrega, feliu, benet, bosch, solsona, canela, ribot, ribas, llop, claramunt, llado, plana, serra, agramunt, rosell, jofre, valls, borrull, girones, brunet, porta, solanes, colomer, pau, carbo, huguet, vilanova, curto, berga, gros, palou, oller, gras, aran, fort, adell, baro, miquel, colom, julia, oro, bordas, vila, grau, querol, fabregat, rull, roma, vives, artigas, borras, nogues, coll, biosca, mir, roca, trave, perpiña, just, carreras, mercader, riera, batalla, roig, prats, sorribes, sola, pla, rodes, negre, bonet, marti, jose, march, domenech, montoliu, ingles, safont, canal, mateu, falco, morera, boix, forcada, gual y bou.

Y los restospañoles para los segundos apellidos: garcia, gonzalez, rodriguez, fernandez, lopez, sanchez, martinez, perez, martin, gomez, jimenez, hernandez, ruiz, diaz, moreno, alvarez, muñoz, romero, alonso, gutierrez, navarro, torres, dominguez, vazquez, ramos, gil, ramirez, serrano, suarez, blanco, castro, morales, delgado, molina, ortega, ortiz, rubio, marin, santos, cruz, sanz, castillo, iglesias, nuñez, medina, garrido, cortes, lozano, leon, guerrero, peña, prieto, vega, cano, mendez, calvo, herrera, gallego, cabrera, marquez, diez, flores, campos, reyes, fuentes, santana, carrasco, caballero, nieto, lorenzo, herrero, vidal, aguilar, hidalgo, montero, benitez, vicente, santiago, arias, ibañez, pascual, vargas, carmona, crespo, mora, duran, gimenez, soto, saez, pastor, roman, velasco, bravo, rey, esteban, rojas, merino, ferrer, parra, moya, gallardo, pardo, rios, rivas, redondo, rivera, franco, lara, silva, izquierdo, otero, arroyo, espinosa, camacho, galan, montes, miguel, vera, sierra, casado, andres, marcos, luque, mendoza, bernal, benito, carrillo, valle, exposito, robles, varela, guerra, macias, palacios, bueno, soriano, villar, heredia, fuente, valero, segura, soler, pozo, menendez, roldan, mateo, mateos, rio, rosa, contreras, miranda, guillen, rivero, escudero, pereira, estevez, rico, acosta, aparicio, blazquez, calderon, plaza, padilla, conde, torre, bermudez, gracia, aguilera, galvez, guzman, salazar, abad, cuesta, quintana, salas, trujillo, aranda, beltran, santamaria, jurado, pacheco, manzano, villanueva, paz, hurtado, mesa, rueda, avila, escobar, lazaro, juan, castaño, millan, bermejo, luna, alarcon, cordero, paredes, lucas y bautista.

13 opiniones en “Dos apellidos catalanes”

  1. Seguro que Vidal, Ferrer y Soler no son apellidos catalanes? Porque su distribución en el mapa me parece bastante sospechosa http://www.ine.es/widgets/nombApell/index.shtml

    Y entre los apellidos menos abundantes parece que Junqueras viene de Huesca, aunque también Lleida Tarradellas son más abundantes en Huesca que en la misma Catalunya. Otro detalle curioso, Durán es extremeño y donde más Ferrusolas hay es en Sevilla

  2. Ni están todos los que son ni necesariamente son todos los que están, aunque no tampoco es necesario para este tipo de estudio, aunque sea más conveniente, claro.

    En el artículo se intenta explicar que se usa apellido catalán como forma abreviada de decir apellido de gente que con un porcentaje a determinar (un 40 % por omisión) nació en Cataluña: si no llega a ese porcentaje, no es de este tipo de apellido.

    Y para apellidos retospañoles se usa simplemente los primeros apellidos apellidos más frecuentes fuera de Cataluña: y los q mencionas lo son.

    Eso quiere decir q los apellidos que mencionas tienen importancia en otros territorios que no son Cataluña (Valencia, Mallorca, Aragón), aunque tengan origen catalán.

    Puede ser un poco confuso esta terminología ad hoc para denominar apellidos, pero no se me ocurrió y otra mejor que fuera breve, y se intenta explicar en el artículo.

  3. Buenas,

    El análisis es interesante, sin duda, pero qué conclusión crees que se debería extraer?

    Entiendo que la más inmediata (y la que se corre el riesgo de retener si no se añaden otras propuestas) es que los partidos “catalanistas” utilizan los apellidos para marcar diferencias (hacer campaña).

    Pero también se podría deducir que hay una sociedad barcelonesa “endogámica”, poco dada a mezclarse con “txarnegos”, que forma las bases de esos partidos, independientemente (o paralelamente) a su extracto social. Por ejemplo.

    Gracias. Saludos,

  4. ¿Conclusión? Análisis como el que he hecho siempre se tienen que tomar con precaución, no son estudios sesudos ni extensivos, y yo me conformaría con que fueran sugerentes. Así, a mí me sugiere que hay candidaturas electorales que no son representativas de su sociedad. Los motivos pueden ser muy diversos. Y lo que también está claro es que esas candidaturas electorales son muy populares, así que mal no lo están haciendo.

    Y no me atrevo a decir más, ya que no conozco cómo es la sociedad catalana, así que las especulaciones que podría decir no creo aportaran nada, porque puede haber muchas explicaciones: por ejemplo, las que has dicho.

  5. No entraré a comentar técnicamente los aspectos estadísticos de su metodología, pero si le diré que, si no tiene en cuenta consideraciones filológicas sobre los patronímicos, los resultados pierden buena parte de la significatividad a que pudieran aspirar. Ahorrándome todo rigor en los términos empleados (sustituyo las precisiones por unas socorridas comillas), me permito apuntar lo siguiente:

    1) Hay apellidos de origen indudablemente “español” arraigados en Cataluña desde hace muchas generaciones. ¿Por qué no considerarlos “catalanes”? Gavaldà, Laporta o Cambó, por ejemplo, son de un origen gascón no demasiado lejano. ¿Verdad que no dudamos hoy de su “catalanidad”?

    2) Hay una numerosa serie de apellidos cuyo origen es solo formalmente foráneo, pero son genuinamente “catalanes” hasta donde los linajes se han podido establecer. El caso más evidente es Garcia, de origen pirenaico, y que hoy se extiende por las modernas Francia y España (Garcia, García, Garcés, Garzón, Garçon…). Suponer que Garcia no es un apellido “catalán” y sí “español” es un error flagrante. Pero hay muchos otros: son incuantificables los Gómez, Fernández, Pérez o Sánchez que esconden unos “catalanísimos” Gomis, Ferrandis, Peris o Sanchis castellanizados a golpe de anotación funcionarial en el registro civil decimonónico.

    En suma, que la desgraciada moda que algunos científicos (?) sociales inauguraron hace un tiempo en las redes sociales consistente en el recuento de apellidos en la clase política catalana está viciada de origen por una ignorancia colosal sobre la historia de la lengua, lo que hace que se tomen por datos de interpretación evidente lo que no son más que, en el mejor de los casos, intuiciones. Los resultados que se puedan obtener de muestras tan contaminadas son de validez más que limitada.

    Mire, si lo que se quiere es estudiar el sesgo “étnico” de la clase política catalana, creo más útil coger el rabano por las hojas y estudiar el lugar de origen de los diputados y sus progenitores (¿primera, segunda… generación?). Sin duda, se obtendrán resultados con más sentido que contando apellidos.

  6. Mejor lo pones, ¿No? Si uno de los apellidos castellanos por antonomasia – García- es genuinamente catalán, con permiso de los navarros/euskeras, supongo, y muchos Castellanos unos XXXez, son, en realidad, catalanísimos XXXis, todos son catalanes viejos…
    Bueno, eso de tomar – que no coger- el rábano por las hojas ya está hecho. La inmensa mayoría de los “catalanes viejos” votan nacionalista catalán.
    Y a más “catalanes viejos” en la filiación, más voto al catalanismo.
    Transversalidad, la justa, o sea , ninguna. El poder es de quien es.

  7. He visto que el cabeza de lista de Ciutadans en Girona es Juan Maria Castell Sucarrat (Jean). Es la única comprobación que he hecho, porque

    A mí me parece un apellido catalanísimo, aunque no pongo en duda que no llegue al umbral del 40%. Pero si el motivo de este análisis es ver en qué medida los apellidos apelan al votante, me parece que habría que encontrar una manera mejor de caracterizarlos, porque yo votaría a Castell como catalán de pura cepa…

  8. Berseker:

    Hago una objeción metodológica que, a mi juicio, invalida el estudio (si es que pretendía ser algo más que un divertimento). No presupongo las conclusiones que arrojaría un estudio que corrigiera los defectos que apunto.

    Por cierto: la relación entre la profundidad del linaje con arraigo en Cataluña y las simpatías por el catalanismo político no es el tema que plantea alfonsotwr en este apunte, sino otro bien distinto, ¿verdad?

    Y en cuanto a que el poder en una comunidad tienden a tenerlo aquellos cuyos ancestros llevan más tiempo integrados en ella, es un hecho bien conocido. Para mostrar esto no hace falta ponerse a mirar con lupa los apellidos de la gente.

    Tomarán los rábanos por la hojas en su pueblo: en el mío se cogen. Cosas de la variación lingüística.

  9. En su pueblo seguro que me asombraría ver por dónde cogen los rábanos, pues…ya que el dicho viene de lo que viene…
    Ande, busquelo y corrija a sus ciudadanos, no nos haga un manzanas vendo… o lo que sea que digan en su pueblo.
    Por cierto, castellanos y andaluces , aragoneses y…gallegos, los hay en Cataluña desde hace tres generaciones, ya podían ser una miajilla más transversales, no? Que las listas de Puchi son un poema…

  10. “Manzanas traigo”, decimos, cuando alguien nos pregunta “¿Adónde vas?”. Pero si en el suyo las venden, eso que tienen ganado.

    Y no se ponga pesado con lo de los rábanos, hombre… Se agarran, se cogen o se toman, al gusto.

    rábano
    Del lat. raphănus, y este del gr. ῥάφανος ráphanos.
    […]
    agarrar, o coger, alguien el rábano por las hojas
    1. locs. verbs. coloqs. tomar el rábano por las hojas.

  11. Veo que no se trata de un problema de ignorancia, sino de tener la última palabra. Pues bien, ningún problema: toda suya.

    De nada.

  12. No estoy nada acostumbrado a que haya comentarios en este blog, así que ha sido una sorpresa ver vuestros comentarios hoy. A las objeciones de Nofre, lo que identifica este método es la presencia de apellidos en dos zonas: Cataluña y Restospaña. Por supuesto no identifica el origen del apellido, que está fuera del alcance. Por ejemplo, hay muchos apellidos de origen claramente catalán en Restospaña, en la Comunidad Valenciana, Baleares, etc. que al hacer la comparación quizás no se identifiquen bien como de origen catalán por ser numerosos también en Restospaña. Y tampoco importa que varios apellidos de procedencia diferente se cuelen, mientras sean pocos comparados con los demás, aunque podría dar problemas si por casualidad ese apellidos tiene alguna frecuencia especial no ser que justo ese apellido tenga una presencia alta en alguna lista.

    No está en mi intención hacer un análisis profundo y riguroso para sacar conclusiones inapelables. Pero un estudio como este tan sencillo sí muestra que ante una clasificación determinada objetivamente, las listas de los partidos tienen un comportamiento claramente diferente. Podría haber llamado a los apellidos catalanes como apellidos seleccionados por el método A, basado en la frecuencia comparada entre Cataluña y Restospaña; y a los restospañoles como apellidos seleccionados por el método B, basado simplemente en los apellidos más frecuentes en Restospaña: lo que este superficial estudio indica que los apellidos del método A y del método B tienen una presencia en las listas muy diferente, que no se puede explicar por su frecuencia en la población. Y eso sí me parece significativo. Sobre las explicaciones a este hecho, como ya he dicho en otro comentario, ya es cosa de cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.